No sigas el camino que parece ser el correcto


Es sorprendente la forma en que la mente pueden justificar nuestras acciones. Para entender esto, supongamos que siendo un niño hayas visto sobre la mesa de tu hogar un tazón de ciruelas, y que mientras saboreabas tus labios, tú abuelita te haya dicho: “solo una ciruela”. Posiblemente, en tu mente hayas razonado como niño al fin, con el siguiente pensamiento: “mmm... ¡¡¡Delicioso!!! ¡¡Quiero una más!! Son muchas, no creo que la abuela se dé cuenta si tomo algunas otras, pues son un poco pequeñas y, además, la estoy ayudando con las tareas del hogar y creo que comer algunas más me ayudará para tener fuerza y energía”. 

De haber sucedido eso o algo similar, estoy más que segura que nunca olvidarías una experiencia así vivida, porque por lógica, una hora después de haber comido varías ciruelas, estoy más que segura, que todo ese proceso de razonamiento de niño, tuvo que terminar confrontándote aún a tu corta edad, al tener que estar sentado sobre el inodoro, enfermo del estómago. 😂

Vez como un pensamiento que parecía inofensivo en ese momento, avalado por nuestra justificación, termina trayendo consecuencias dolorosas a nuestras vidas como producto de desobediencia. ¡Y es que la ley de la desobediencia nos puede patear tan fuerte, como una mula en el trasero!

Proverbios 14:12 dice: 
Hay caminos que al hombre le parecen derecho, y recto delante de él, pero al final es camino de muerte”. Lo sé, en este momento tu podrías estar defendiendo al niño que tomó unas ciruelas de más y diciendo: "Vamos, esa es una oración un poco dura para ponerla en comparación a los hechos". Pero mis mis amadas, permítanme recordarles dos cosas acerca de Dios en este momento: 

  1. Primero, el Salmo 106:1 dice: “Él es bueno porque para siempre es su misericordia”. 
  2. SegundoIsaías 46:10 dice que Dios está “declarando el fin y el resultado desde el principio”. 

Entonces, cuando Dios dice que algo lleva a la muerte, está sacando el vector desde el punto de la decisión hasta el destino final. Por eso, parte de Su bondad y misericordia es advertir del peligro que se avecina.

Nos suele gustar, incluso nos encanta, la idea de las buenas intenciones. De alguna manera, si las intenciones son buenas, podemos justificar casi cualquier acción. Eso no tiene ningún fundamento bíblico, y la razón por la que digo esto de la manera más directa posible es porque es una trampa peligrosa que permite que el engaño y la moralidad subjetiva crezcan en tu corazón. Ese, amigo mío, es un camino que le puede parecer derecho a una persona y termina en muerte.

Hay un camino que nos parecen correcto, eso nos recuerda la Biblia. Decisiones que tomamos por falta conocimiento y de consejo. Estos casos siempre terminan dándonos una tremenda lección de vida. Sin embargo, permíteme confrontarte hoy: ¿En qué camino estás que te parece correcto? 

He visto a personas involucrarse en la misericordia no sancionada que tiene la forma de gracia, pero no tiene fundamento bíblico. ¿Y sabes qué? ...eso es como dejar los zorros en el gallinero. 
Puedes decir sarcásticamente: “Bueno, quizás sea que tengo corazón para los zorros”. Pero ten en cuenta que Jesús no lo hace, entonces, ¿eres tú mejor que Jesús? No olvides que El Señor siempre sabe diferenciar entre Sus ovejas y los “lobos devoradores”.

En conclusión, ¿qué te quiero decir con todo esto? 
Que hay muchos que vive creyendo saber y conocer que existen muchos caminos hacía la Verdad, pero desafortunadamente, viven sin la Verdad; viven totalmente engañados. Jesús dijo en Juan 14:6 “Yo soy el Camino y la Verdad y la Vida; nadie viene al Padre sino por Mí.” 

He aprendido que mi camino no es el suyo. Y ese es el corazón de este mensaje, que puedas comprender esto a plenitud. Tus caminos nos son Sus caminos. Y sólo Su Palabra te mostrará Su camino, Su verdad.

Lamentablemente, siempre habrá gente tan desconectada de Cristo y de Su Palabra, que podrán con mucha facilidad defender expresiones como “Mi camino” y “Mi verdad”, pero no es el Camino de Jesús ni Su Verdad y por lo tanto lleva a la muerte. No sigas el camino que parece ser el correcto. Más bien, ¡Sigue a Jesus! ...y para ello, debes conocerlo con conciencia de causa a través de Su Palabra y la Oración, en intimidad; a solas con Dios.


✦ ¿Te gustó esta publicación? ¡Haz clic aquí para twittearlo!
Con amor, Vannessa Martinez ❤
2022 © VANNEZARTÏZ

Publicar un comentario

Escogida, puedes aprender AQUI como agregar un gif, video o enlace activo en los comentarios. Y recuerda, que todos los comentarios son moderados antes de ser publicados en línea. Nota: Los comentarios anónimos no estan permitidos.